Gastronomia

Un sitio muy acogedor de Barcelona es la avenida Gaudi, que conecta la Sagrada Familia con el Hospital Sant Pau. Pero la recomendación del día es alejarse en lo posible de las esquinas que rodean la Sagrada Familia (siempre que ya se haya hecho la obligada visita a la catedral) y remontar la calle para acercarse a la zona alta que rodea al Hospital Sant Pau.

En un día soleado se puede disfrutar de terrazas muy acogedoras, sin que el paso de la gente llegue a molestarnos ni se perciban las aglomeraciones de más abajo. Al llegar al Hospital la avenida parece ensancharse y recibir la energía generosa que sopla desde las faldas de la montaña, coronando la calle con la espectacular obra del arquitecto Josep Domenec i Montaner, el conocido artífice del Palau de la Musica. El conjunto modernista fue ubicado en este lugar estratégico para la sanación y el recogimiento espiritual, según las ideas de arquitectura hospitalaria que llegaban en esa época de otras ciudades de Europa.

En estas esquinas podemos sentirnos en la verdadera Barcelona y encontrar cafés muy acogedores con decoración modernista y atmósfera de otra época como el “1902” o sencillos restaurantes de tapas de toda la vida como el “Firo Tast” o el “Petit Firo”, ambos pertenecientes al mismo dueño y donde sirven tapas muy bien combinadas y económicas.

Si exploramos un poco las calles cercanas al Hospital, en la esquina de Cartagena con St Antoni Maria Claret nos encontramos con los platos combinados de “4 Plats i Punt” que alternan las opciones de pescado, los platos vegetarianos, las lasañas y estofados hechos con extraordinaria sencillez para sorprender gratamente el paladar y el bolsillo. Un dato curioso es que publican su menú diariamente en su cuenta de Instagram Quatre Plats i Punt

Si preferimos opciones más “ligeras” podemos llegarnos a Avenida Gaudi No. 8 donde encontraremos “Le Coq & the Burg” al estilo más desenfadado que recrea sus hamburguesas con variaciones y acompañamientos muy sanos y originales pues se trata de hamburguesas de carne ecológica, patatas fritas peladas y cortadas a mano  y huevos de gallinas de corral. Los productos son todos de cercanías y Km 0 y tienen un excelente brunch.

Si lo que preferimos es solo un tast o degustación de los típicos jamones y embutidos de Catalunya y España, no dejes de visitar la tienda “Enrique Tomás”, donde te envolverán olores y sabores de su amplia selección de productos y donde encontrarás la mejor relación calidad precio a unos pasos de la Sagrada Familia.